domingo, 1 de enero de 2017

Inicio de año




Bienvenido 2017, la mejor oportunidad para concretar los proyectos que tenemos en proceso, y a la vez, la riqueza de la energía del nuevo año para proyectar planes y acciones que nos lleven a ver resultados en el corto plazo.

Cada año que comienza personas y organizaciones dedican un tiempo importante a planear las acciones a realizar y conforme pasan los meses la energía del inicio se va perdiendo y con ello, la posibilidad de lograr lo que quedó plasmado en los planes iniciales. La clave de logro no está en hacer los mejores planes, sino en tener la sabiduría, fortaleza y determinación para llevarlos a la práctica.

En este año que comienza, renovemos nuestros votos desde un enfoque interno, que nos lleve a ser prácticos y concretos en nuestras aspiraciones, a responder a los compromisos de manera responsable y sobre todo a aprender a hacer las cosas bien a la primera. La misma energía se requiere para hacer lo correcto a la primera, que estar poniendo parches en aquello que no se hizo adecuadamente.

Dave Ulrich en su libro Recursos Humanos Champions, sostiene que “Aprender significa aceptar y valorar nuevas alternativas, así como desaprender aquello que por largo tiempo hemos creído correcto”. El mundo cambia, las personas requieren renovarse y las condiciones actuales nos plantean altos estándares de exigencia, no es cuestión de moda, sino de supervivencia.

Aprovechemos el 2017 para evolucionar en nuestro interior, dar lo mejor de nosotros mismos y aprovechar nuestro talento para generar bienestar personal y para quienes nos rodean. Dediquemos tiempo suficiente para planear y después enfoquemos nuestra energía en los mejores caminos que nos lleven a la acción. Aprovechemos nuestras capacidades, preparémonos cada día para enfrentar los retos y estemos listos para dar la mejor respuesta a nuestro alcance en el momento preciso.

¡Inicia un nuevo año!  Magnífica oportunidad para modificar nuestro entorno y aportar todo lo que somos como ingrediente para construir un mundo mejor, empezando por modificar nuestra propia actuación para lograr si queremos influir y lograr la transformación y colaboración de las personas. 


Jacquie Arévalo